Home | Políticas

POLÍTICAS

Gestión integral

La Gerencia General de SMI está comprometida con un sistema de gestión enmarcado en el concepto de mejoramiento continuo, cuyo propósito es generar las mejores prácticas de prevención y control de los peligros y riesgos de las actividades empresariales, para proteger la seguridad y la salud de todos los colaboradores, proveedores y contratistas; prevenir y minimizar el impacto ambiental, y optimizar los recursos con los cuales alcanzaremos una alta competitividad, productividad, satisfacción del cliente, crecimiento empresarial y profesional-personal de cada uno de los integrantes del equipo de trabajo, quienes también están comprometidos con estos objetivos de la organización.

El cumplimiento de toda la normatividad legal vigente, los requisitos normativos aplicables y los requerimientos de los clientes, en relación con la seguridad y salud en el trabajo, la protección del medio ambiente y la gestión de la calidad, son de vital importancia para SMI, por lo que todo su equipo de trabajo participará activamente en los procesos de identificación, evaluación, valoración de los riesgos, desvíos, no conformidades y el establecimiento de los controles y las acciones de mejoramiento continuo que promuevan prácticas saludables, operaciones seguras y de alta calidad.

Gestión No consumo de alcohol o drogas

SMI es consciente de que el consumo de todo tipo de drogas, legales o ilegales, atentan contra la salud e incide de manera significativa en la seguridad y el ambiente de trabajo, es por eso que busca preservar la salud, el bienestar y la seguridad de su equipo de trabajo, contratistas, proveedores y visitantes, a través de diferentes actividades de promoción, prevención, formación y educación, acerca de las enfermedades ocasionadas por el consumo de alcohol, tabaco o drogas legales o ilegales.

Por tal motivo, se adoptan las siguientes directrices:

  • No se permite presentarse a laborar bajo efectos del alcohol o drogas alucinógenas.
  • No se permite laborar bajo efectos del alcohol o drogas alucinógenas, consumidos dentro o fuere del centro de trabajo.
  • No se permite el consumo, distribución y/o comercialización de alcohol o drogas (legales o ilegales) en el trabajo y/o centros de trabajo.
  • Fumar dentro de los lugares de trabajo y/o centros de trabajo.

El incumplimiento de ésta se considera como falta grave, y en consecuencia la Organización podrá ejecutar las medidas disciplinarias

Anticorrupción:

La política anticorrupción de SMI, es construida a partir de nuestros principios y prácticas de negocio, tendiente a estructurar sus operaciones en un marco de ética y transparencia, que garantice la continuidad y sostenibilidad del negocio.

Anteponemos nuestros principios y valores institucionales al logro de nuestros objetivos financieros, rechazando y sancionando los obtenidos por trasgredir los valores o la Ley. SMI, declara públicamente la NO TOLERANCIA a cualquier conducta que pudiese ser considerada soborno o en cualquier otra forma corrupta. Por todo lo anterior, esta política Anticorrupción, le es aplicable a todos nuestros colaboradores, así como a todas las partes relacionadas y grupos de interés, entendidos como clientes, proveedores, contratistas, subcontratistas y en general a todos aquellos con quienes directa o indirectamente se establezca alguna relación comercial o contractual. Lineamientos generales:

Todos los niveles organizacionales de SMI, contratistas, clientes, proveedores y representantes, deberán cumplir las disposiciones de las leyes de anticorrupción y el contenido de esta normativa.

 

SMI acatando la normatividad colombiana y en virtud de sus principios y valores, prohíbe el soborno de funcionarios públicos o de otras entidades o empresas, para llevar a cabo sus negocios en todos los lugares donde opera. Bajo ninguna circunstancia, se deberá efectuar pago, regalo o promesa alguna a ningún funcionario o empleado de alguna entidad pública, institución o Empresa, con el fin de que sus decisiones, acciones u omisiones beneficien a SMI, alguna de sus subordinadas o algún empleado de ella.

 

Cabe resaltar que objetos como lapiceros, cuadernos, maletines, carpetas, entre otros, son elementos de promoción institucional o publicitaria. Por lo tanto NO son considerados como soborno y no representan ningún tipo de obligación de quien los recibe para con la Empresa.

 

SMI no tolerará a los empleados o representantes que logren resultados por violar la Ley, o que actúen de manera deshonesta. La Gerencia general de SMI, respaldará plenamente a todos los colaboradores que se nieguen a realizar pagos impropios, aunque como resultado de ello se pierda una oportunidad de negocio.

 

SMI no tolerará a los colaboradores que falsifiquen o provoquen inexactitudes en los libros y los registros contables de la Empresa.

 

Si un empleado o representante recibe una solicitud de soborno o de pago sospechoso proveniente de cualquier persona, esta solicitud deberá reportarse inmediatamente a la Gerencia General y/o Gerencia Administrativa.

 

El representante legal o gerente de la Empresa realizará todos los estudios y análisis necesarios para determinar si se cometió un acto de corrupción sin importar la posición, cargo, relación con la Empresa, antigüedad de las personas presuntamente vinculadas al hecho.

 

SMI se ha comprometido a cumplir con todas las leyes aplicables en todos aquellos lugares donde la Empresa lleve a cabo sus negocios. Los empleados y los representantes de la Empresa tienen una obligación de conocer y cumplir el contenido de esta política.

 

Los responsables de su implementación y cumplimiento, serán los encargados de promover, vigilar y garantizar la aplicación de esta política y sus lineamientos; además de informar a la Gerencia General cualquier anomalía presentada en el cumplimiento de esta.